Este pueblo nació a raíz de la construcción del ramal ferroviario Lujan-Pergamino en 1875, llego a tener 4000 habitantes e importantes comercios: almacenes de ramos generales, tiendas, zapaterías y casas especializadas de máquinas e instrumentos agrícolas.

En la década del 90 se decreto el cierre, clausura y levantamiento de varios ramales ferroviarios en el país. Entre ellos éste que cerro en 1992.

 En el 2007 fue declarado “bien de interés histórico nacional “

Actualmente cuenta con 500 habitantes siendo su nuevo motor la gastronomía

 

¿Donde comer?


Existe una gran variedad de lugares, entre ellos, Los Girasoles, La Casona, La Casa de Ñata, El Secreto

Un poco mas alejado se encuentra El Molino Resto de Campo y Eventos que esta abierto Sábados, Domingos y Feriados de 11.30 a 18hs donde el menú incluye entrada, plato principal, bebida postre y en este caso también merienda. Todo riquísimo, Ideal para pasar en familia!


Excelente opción para pasar el dia, disfrutar de la tranquilidad y despejarse del caos porteño !



 

 

CATEGORÍAS